Melancolía se escribe con R

Camino rumbo a una felicidad que parece esconderse a posta. No tengo miedo a hacerme daño, porque los corazones rotos como el mío van siempre anestesiados con Nicodin, vodka y gotitas de amor barato.

Hace tiempo que siempre sonrío, y guardo la melancolía en los bolsillos prometiendome que la dejaré salir a florecer en los días Rojos, cuando la excusa biológica me permita sentirme real sin dejar de ser la persona fuerte que todos piensan que soy.

Sigo sonriendo cada vez que te veo doblar la esquina, pero por suerte o por desgracia ya no me tiemblan las piernas cuando estoy frente a ti. Quizá debería cerrar de una vez esa puerta, o aprovechar que sigue abierta y tirarte una piedra a la cabeza a ver si sales tú a buscarme. Prometo esconder la mano y sonreír, si eso llega a pasar.

Tal vez, hoy sea uno de esos días tristes de comer hasta querer vomitar y de ver Pretty Woman en un intento desesperado por creer en los Richard Gere y en el amor de verdad. O tal vez sea uno más de estudio, pesadillas y baños que se demoran para escapar de una rutina demasiado pesada para ser real.

Puede que solo escriba esta carta para evitar coger el teléfono y escribirte a ti, pero eh, parece que funciona.

Cuanto tiempo sin saber de mí... Me he echado terriblemente de menos.

14 comentarios:

  1. Ay, echarse de menos es un sentimiento horrible. Pero la alegría de encontrarse, de autoabrazarse, de quererse es muy, muy especial.
    Por si te quieres pasear por mi guarida: http://alunaslejos.blogspot.com.es/
    Hasta la próxima :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola bonita! Ays, no echo nada de menos esos sentimientos. Es duro estar pendiente solo de lo que hace el otro... porque solo quieres saber de él, qué estará haciendo, si le verás o no, si te escribirá, si hablaréis... Es un sin vivir. Hasta que que le vas olvidando con el tiempo, y te reencuentras contigo misma.
    Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Bonito texto, aunque me ha dolido un poco.
    Puede que solo venga a leerte para evitar coger el teléfono y escribirle a él, pero al leerte sólo lo he terminado echando de menos, como siempre.
    Bah.
    Un abrazo linda.

    ResponderEliminar
  4. Es la primera vez que me paso por aquí y debo decir que me encanta tu blog. Lo más probable es que lo recomiende en el mío. Aquí te dejo una invitación especial para visitar Los delirios de Pandora. Espero verte por esos lares un día de estos. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. ¡Siempre adoro tu blog y tu manera de escribir!

    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. un real placer el haberte encontrado y leído

    ResponderEliminar
  7. Joder como escribes O.O Me encantas. Me quedo. Haces que las palabras sean hermosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Escribes hermoso siempre...
    Aunque para los dias Rojos te recomiendo ser Holly y salir a comerte el mundo <3

    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Precioso como escribís! Me encantó! Te entiendo tanto...

    lilasdemontmartre.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Nunca es tarde para reencontrarnos con nosotros mismos, que al fin y al cabo, somos lo más importante de nuestra vida.

    ResponderEliminar
  11. Holaa, he leído en una entrada que no encuentro que te mudas a wordpress.
    No tengo esa plataforma y no se como va, pero espero que te vaya súper bien y sigas escribiendo durante mucho tiempo. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  12. Anita ♥ amo tus relatos y ese rasgo tan melancólico con el que escribis que me fascina.
    Te vuelvo a leer querida :D

    ResponderEliminar

Leo todos los comentarios y trato de contestar a todos los que puedo. Gracias por dejar tu opinión, valoro mucho que inviertas tu tiempo en leer mis entradas y comentarlas. Si quieres dejar el enlace de tu página estaré encantada de echarle un vistazo.